No Espere Para Hacerse la Prueba de ETS y VIH

“Hágase la prueba”: una frase que se ha usado de manera frecuente durante la pandemia, refiriéndose a hacerse la prueba de COVID-19. Sin embargo, durante el mes de abril, Hágase La Prueba o GYT (por sus siglas en inglés) se refiere a una campaña nacional que anima a los jóvenes a hacerse la prueba y recibir tratamiento para las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y el VIH.

Las pruebas de ETS disminuyeron de manera significativa en los últimos años, con solo 707 pruebas de ETS realizadas a través de Salud Public de Madison y el Condado de Dane en 2020 en comparación con 1,952 en 2019.

“Esta campaña no podría llegar en un momento más importante, después de que, lamentablemente, durante la pandemia los chequeos y exámenes de salud regulares pasaron a un segundo plano para muchas personas, incluyendo la prueba de detección de ETS”, dijo Madeleine Armstrong, Enfermera de Salud Pública.

Las ETS afectan más a los jóvenes. En los EE. UU. casi la mitad de todas las nuevas infecciones durante el 2018 se produjeron entre personas de 15 a 24 años. Algunas ETS pueden provocar problemas de salud graves y duraderos si las personas no reciben tratamiento. Una ETS no tratada, como la clamidia, puede dificultar o imposibilitar que una mujer quede embarazada.

El Departamento de Salud Pública de Madison y el Condado de Dane ofrece una Clínica de Salud Sexual, que recibe a personas de todas las edades, orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género. La clínica ofrece pruebas de ETS y opciones anticonceptivas, incluyendo condones gratuitos.

“Sabemos que muchos adolescentes no sienten comodidad hablando con sus proveedores de atención médica primaria sobre sexo durante las visitas médicas anuales. Nuestra clínica ofrece un espacio confidencial y libre de juicios para obtener respuestas a algunas de esas preguntas sobre salud sexual y reproductiva”, dijo Armstrong.

Las personas pueden hacer una cita en la clínica llamando al (608) 243-0411 o encontrar más información en línea en publichealthmdc.com/salud-sexual.

“Los clientes ahora pueden completar sus formularios de información e historial sexual a través de un enlace seguro y confidencial antes de ir a su cita. Esto ayuda no solo a hacer el proceso más simple para el cliente, sino a también estar preparados”, dijo Armstrong.

Otras opciones locales para pruebas y tratamiento incluyen Planned Parenthood de Wisconsin, para estudiantes de UW, la Clínica de Salud Sexual de los Servicios de Salud de la Universidad. También puede comunicarse con su proveedor de atención médica habitual.
 

Contactos