Monday, July 30, 2018 - 9:44am

Grupo local de salud dice que habrá ayudas para mánagers y fumadores

A partir del lunes 30 de julio, todas las autoridades de vivienda pública pasarán a ser propiedades libres de humo debido a un reglamento aprobado por el HUD (Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU). El reglamento ordena a todas las autoridades de vivienda pública que implementen una política sin humo en todas las unidades de vivienda pública, espacios interiores comunes y edificios administrativos públicos. La política de entornos sin humo de la CDA (Autoridad de Desarrollo Comunitario de Madison) entró en vigencia el 1 de enero de 2018 y amplía el reglamento establecido por HUD. La política de CDA prohíbe el consumo de todos los productos de tabaco (cigarrillos, cigarros, pipas y narguiles) y cigarrillos electrónicos en todos las propiedades de la CDA.

Defensores locales de salud de PHMDC (Salud Pública de Madison y el Condado de Dane) están celebrando el cambio. "Estamos muy contentos con esta nueva política que entrará en vigor en todo el país y los resultados positivos en la salud que resultarán a causa de ella", dijo Nina Gregerson, Coordinadora de Educación de Salud de PHMDC. "También felicitamos a la CDA por ampliar la política incluyendo los cigarrillos electrónicos y extenderla a todas las propiedades. Esta es una situación que beneficia a todos tanto a las comunidades de CDA como a sus vecinos".

PHMDC ha colaborado estrechamente con la directiva de CDA para garantizar a los vecinos la oportunidad de conocer la política e informarlos sobre los recursos comunitarios de ayuda a los residentes para dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco. "Hemos organizado más de 20 sesiones de participación de residentes en instalaciones de CDA desde que se anunció la decisión de HUD de entornos sin humo en diciembre de 2016. Durante estas sesiones de participación, hemos informado sobre el propósito de la política, de cómo el humo de segunda mano afecta a personas y mascotas que habitan en viviendas públicas y proporcionar recursos para ayudar a fumadores a dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco. También nos hemos asociado con UW Health para conectar residentes y doctores con el fin de obtener asesoramiento profesional para el proceso de dejar de fumar y conseguir recetas para medicamentos", dijo Gregerson. De hecho, Gregerson menciona que en los dos años que ha trabajado con el CDA y sus residentes, muchos ven el cambio de política como una oportunidad para dejar de fumar. "También sé de un grupo de residentes que han dejado de fumar por este cambio de política. ¡Es increíble!"

Tom Conrad, Director Ejecutivo Provisional de la CDA, dice que los residentes están contentos con la política. "Hemos escuchado comentarios de los vecinos de que están agradecidos por este cambio de política. Aunque su cumplimiento no era perfecto al principio, estamos trabajando con los vecinos en garantizar los recursos necesarios para no quebrantar esta política. Nadie debería tener que decidir entre su salud y su vivienda", dijo Conrad.

La política nacional tendrá muchos impactos en la salud y la economía. El humo de segunda mano es una de las principales causas de asma entre los niños afectando en mayor medida a las familias que viven en viviendas públicas. La exposición al humo de segunda mano también puede causar el SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante), cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias entre los no fumadores. El reglamento propuesto para entornos sin humo reducirá la exposición al humo de segunda mano y beneficiará la salud de más de 760,000 niños menores de 18 años que viven en viviendas públicas y aproximadamente 330,000 personas mayores de 62 años.

Económicamente, se estima que la política tendrá un gran impacto en los costos de mantenimiento y renovación de las propiedades financiadas por HUD, así como los costos de atención médica de los vecinos y el personal. Un estudio de 2014 de los CDC calculó que los ahorros de costos anuales asociados con la prohibición del consumo de tabaco en viviendas públicas serían de $153 millones. Esto incluye los costos de atención médica de los vecinos y el personal ($94 millones), los costos por renovaciones ($43 millones) y los costos por incendios ($16 millones).

Si bien el reglamento del HUD no exige que las personas que fuman renuncien, sí que les ofrece una gran oportunidad para dejar el tabaco para siempre. Los consumidores de tabaco que estén listos para dejarlo pueden llamar a la línea para dejar de fumar de Wisconsin al 1-800-Quit Now (784-8669) para recibir ayuda gratuita. También debe tenerse en cuenta que los seguros públicos y privados pueden cubrir los costos de los medicamentos para dejar de fumar, así que póngase en contacto con su doctor o compañía de seguros para ver qué aspectos están cubiertos.

PHMDC (Salud Pública Madison y el Condado de Dane) se comprometen a ayudar a los propietarios / mánagers a convertir los lugares libres de humo y a proporcionar gratis señalización, recursos y asistencia técnica. Los mánagers interesados ​​en aprobar políticas voluntarias de entornos sin humo deben comunicarse con Nina Gregerson al 608.243.0434 o ngregerson@publichealthmdc.com.

Para más información sobre el reglamento HUD de entornos sin humo, vaya a: https://www.hud.gov/program_offices/healthy_homes/smokefree

Contacts