Wednesday, August 29, 2018 - 2:52pm

A medida que el Condado de Dane continúa recuperándose de las recientes inundaciones, los residentes deben ser conscientes de los peligros del crecimiento del moho. Si su hogar se dañó con la humedad o el agua durante las inundaciones, hay riesgos de que aparezca moho. La limpieza adecuada reduce los riesgos para la salud asociados con su exposición.

Después de las inundaciones, el moho crece bien en productos de papel, cartón, paneles del techo y productos de madera. También puede crecer en el polvo, la pintura y el empapelado de las paredes, el aislamiento, los paneles de yeso, las alfombras, las telas y la tapicería. El moho puede verse borroso o descolorido, o como manchas viscosas. A menudo, también desprende un olor a humedad.

El moho no solo puede dañar su hogar sino también la salud. La exposición al moho puede causar una variedad de problemas médicos como ataques de asma y otras enfermedades respiratorias, irritación de ojos y piel, y reacciones alérgicas. También puede provocar infecciones graves en personas con sistemas inmunes debilitados.

"El moho puede ser que no se vea, pero eso no significa que no se deban tomar las medidas adecuadas y limpiar las áreas que han estado expuestas al agua”, dice John Hausbeck, supervisor de Salud Medioambiental de PHMDC (Salud Pública de Madison y el Condado Dane). Hausbeck anima a los afectados por las inundaciones a tomar las medidas necesarias para limpiar y prevenir el crecimiento de moho.

Para evitar el crecimiento del moho, lo mejor es limpiar y secar su casa de manera completa y rápida, dentro de las 24-48 horas, después de una inundación. Esto se puede hacer retirando el agua estancada y los materiales húmedos de la casa, abrir todas las puertas y ventanas, y usar ventiladores y deshumidificadores para eliminar la humedad. No use ventiladores si ya hay moho, porque esto podría esparcirlo a otras partes de la casa. Las alfombras y tapicerías que se han saturado y no pueden secarse de inmediato deben retirarse y reemplazarse.

Si sospecha de a presencia del moho, hay varias formas para detener su crecimiento y eliminarlo. De acuerdo con el DHS (Departamento de Servicios de Salud):

Si el moho es visible:

  • Lave las superficies contaminadas con agua y jabón
  • Mezcle 1 taza de cloro (lejía) de uso doméstico con 1 galón de agua
  • Limpie las superficies con la mezcla de cloro y
  • Enjuague con agua limpia y deje secar al aire

Si el moho NO es visible:

  • Mezcle 1 taza de cloro (lejía) de uso doméstico con 5 galones de agua
  • Limpie las superficies con la mezcla de cloro y
  • Enjuague con agua limpia y deje secar
     

Los residentes deben tener cuidado al limpiar con cloro y se recomienda usar máscara, gafas y guantes. Nunca mezcle el cloro (lejía) con productos que contengan amoníaco o ácidos.

Es posible que se requiera eliminar materiales de construcción, muebles y artículos personales dañados por el agua para evitar problemas de moho.

Después de la limpieza del moho, si la salud de algún miembro de la familia empeora, es posible que el moho todavía esté presente. Si sigue teniendo problemas con el moho, el hogar debe ser evaluado por un profesional licenciado en reparación de viviendas.

 

Contacts