PHMDC Logo
PHMDC Header

Prevención de mordeduras de perros

De la "Humane Society of the United States" (organización para la protección de animales)

Todo el mundo sabe que el perro es el mejor amigo del hombre, y generalmente esto es cierto. Pero cualquier perro es capaz de morder, y los niños son los más propicios a ser mordidos. Todos nosotros, y especialmente los niños, debemos aprender algunos hechos básicos acerca del comportamiento de los perros y cómo mantenerse seguro en su presencia.

¿En qué circunstancias puede un perro morder?

  • Cuando se siente amenazado o tiene miedo
  • Cuando está protegiendo el territorio, su comida, sus juguetes, la familia o los cachorros
  • Cuando está entusiasmado incluso en el juego
  • Cuando no conoce a la persona
  • Cuando su instinto de caza se activa
  • Cuando se ha criado o entrenado para ser agresivo
  • Cuando le duele algo o está irritado

Reglas a seguir con los perros

  • Pida siempre permiso para acariciar a un perro.
  • Si el dueño le da permiso, acaricie al perro suavemente y despacio. Esté tranquilo y quieto. Permita que el perro le olfatee el dorso de la mano (con los dedos recogidos en la palma). Un perro puede olfatear otras partes del cuerpo. Ésta es su manera de saludarle y conocerle.
  • Nunca acaricie a un perro antes de que pueda verle y olfatearle. (Nunca se acerque ni acaricie a un perro por detrás, ni que sea conocido, si el perro no sabe que está presente).
  • Nunca se acerque a un perro desconocido, especialmente uno que esté encerrado en un patio, atado a la caseta o la cerca.
  • Nunca entre en una casa o patio donde hay un perro si el dueño no está presente.
  • Nunca adelante a un perro corriendo ni le dé la espalda o salga corriendo (el instinto natural del perro es perseguir y capturar a la presa)
  • Nunca dé saltos, mueva los brazos o grite ni siquiera cuando esté jugando. Esta conducta estimula la respuesta de acoso. Recuerde también que el perro no tiene manos. Si el perro cree que alguien quiera jugar, su única forma de expresión es saltar y usar la boca para 'agarrar' y sostener. Los perros juegan agresivamente y pueden pensar que es la manera que la gente quiere jugar también.
  • No haga movimientos rápidos o bruscos, especialmente hacia la cabeza o a los ojos del perro. (Si tiende la mano para darle al perro la oportunidad de olfatear, hágalo despacio y sin quitarla de repente. Tal movimiento podría molestar o sobresaltarlo.
  • Nunca moleste a un perro que esté durmiendo, comiendo o cuidando a los cachorros.
  • No acaricie ni recoja un animal lesionado sin tomar medidas de precaución. Incluso su propia mascota es capaz de morderle si está dolorido o tiene miedo. Tenga cuidado, muévase despacio y trate de ponerle un bozal o una correa floja. Busque ayuda para mover al animal.
  • No anime al perro (ni que sea el suyo propio) a que persiga a una persona durante el juego (esto enseña al perro que es aceptable atacar en todo momento).
  • Nunca mire directamente a los ojos de un perro desconocido (así es como los perros se desafían para pelear y esto puede provocar un ataque).
  • No coloque su cara cerca de la boca del perro cuando están jugando o no lo conoce.
  • Suponga siempre que un perro desconocido le puede ver como un intruso o una amenaza, y por eso, tenga cuidado.

Cómo se sabe si un perro puede morder

  • Si está rígido y quieto, quizás con el pelo de punta.
  • Puede que le mire fijamente
  • El perro puede tener la cola estirada hacia arriba y rígida. Y muy importante - un perro amistoso menea la cola relajadamente. Si ve a un perro con la cola de punta, tenga cuidado puesto que puede ser una señal de peligro.
  • Puede gruñir, mostrar los dientes o ladrar.
  • Algunos perros no dan ninguna señal. Por si acaso, tenga cuidado.

Qué hacer si un perro le amenaza

Si cree que un perro le va a atacar, o si no está seguro de lo que quiere hacer:

  • Permanezca muy quieto y trate de mantenerse calmado. No grite ni corra.
  • Esté consciente de dónde está el perro. No le dé la espalda ni le mire fijamente a los ojos.
  • Si el perro se acerca para olfatearle, déjele que lo haga. En la mayoría de los casos el perro se irá cuando decida que usted no es una amenaza.
  • Si dice algo, hable con calma y con firmeza.
  • Trate de permanecer quieto hasta que el perro se vaya, y luego aléjese despacio hasta que esté fuera de la vista.
  • En caso de un ataque precipitado, dele al perro su chaqueta, su cartera o su bicicleta para distraerle dándole algo para morder que no sea usted.
  • Si se cae o le derriba, enrósquese con las manos sobre la cabeza y cuello. Trate de no gritar ni rodar.

Qué hacer si le muerden

  • Los niños deben informar a sus padres inmediatamente. Todos los casos de mordedura deben ser reportados a la policía.
  • Vaya al hospital para tratamiento
  • Provea a la policía tantos detalles sobre el perro como le sea posible - su apariencia, donde estaba el perro, si lo ha visto antes, etc. Es muy importante encontrar al perro.
  • NOTA: En muchas partes del país, la infección de la rabia debida a mordedura de perro no es común, pero es posible. Un motivo importante para encontrar al perro es para determinar si el dueño es responsable por no controlar al perro.

Cómo asegurar que su perro no se convierta en un perro problemático

  • Muchas de las normas arriba mencionadas son aplicables. La mejor prevención viene con una buena compresión del comportamiento de los perros (hay muchos libros disponibles al respecto), con la observación y conocimiento de su propio animal, y convirtiéndose así en un dueño responsable.
  • Asegúrese de que su perro esté sano. Hágale compañía, dele una alimentación apropiada, cuídele bien y manténgalo aseado. (un perro con pelo enmarañado por ejemplo, puede estar incómodo y morder cuando le tocan).
  • No permita que su perro vague. Su perro debe estar en un patio protegido por una cerca bajo su control o caminar con correa.
  • Asista una clase de obediencia con su perro y trabaje con estas técnicas regularmente. Asegúrese de que toda la familia sea consistente en el manejo y tratamiento de su perro para un buen refuerzo de buena conducta.
  • Corrija la conducta agresiva o inapropiada cuando empiece, antes de que se haga habitual. Puede encontrar ayuda por medio del adiestramiento, su veterinario, libros y especialistas en conducta animal. Si su perro tiene problemas de agresividad intratables, no regale el perro a otra persona, puesto que el problema pasará al nuevo dueño. Tampoco no lo regale a alguien que quiera un perro agresivo. Los animales de este tipo normalmente tienen una vida miserable. Si los problemas no se pueden corregir, la opción más responsable y humanitaria sería que el veterinario le practicara la eutanasia.
  • Procure que su perro esté esterilizado o castrado. Esto previene no sólo las camadas no deseadas sino que también reduce el exceso de población y las conductas agresivas (pero no la conducta protectora), el deseo de vagar, la defensa de territorio y otros problemas de comportamiento.
  • No juegue agresivamente con el perro ni compita si usted puede perder (como en los juegos de tironear). Su perro debe respectar su liderazgo en todo momento y no retarle a usted o a los miembros de la familia.
  • Asegúrese de que sus mascotas tienen sus licencias apropiadas y que tienen sus vacunas antirrábicas y otras vacunas necesarias.
  • Si no sabe cómo reaccionará su perro en situaciones nuevas, es mejor que sea cauteloso. Por ejemplo, si cree que su perro puede sufrir un ataque de pánico o reaccionar de forma defensiva en público, déjelo en casa. Si no sabe cómo reaccionará cuando visitantes o trabajadores llegan a la puerta, póngalo en otra habitación.
  • Si su perro muerde a una persona, actúe responsablemente. Sea capaz de presentar pruebas de vacunas actuales. Esté dispuesto a permitir que su perro esté confinado para un periodo de observación. Evalúe las circunstancias del incidente y haga planes realistas para evitar este tipo de problemas en el futuro. Su veterinario puede ayudarle mucho con estos planes y también puede referirle a otros profesionales.
  • Cuando adquiere un cachorro, recuerde que está tratándose con un bebé. Debe enseñarle mediante el entrenamiento consistente, recompensarle por la buena conducta y guiarle para ser un miembro de la familia. Lo mismo ocurre cuando trae un perro mayor a la casa. En este caso, debe ser consciente de que éste ya tiene ciertos hábitos, gustos, aversiones, temores y posiblemente algunos problemas de conducta por lo que debe ir poco a poco hasta conocerse mejor.
The Humane Society of the United States (HSUS)
(Organización nacional para la protección de animales)

2100 L Street, NW
Washington, D.C. 20037
(202) 452-1100
Contactos Clave
  • Servicio Relacionado con Animales:
    (608) 267-1989
  • Para expedición de un agente del Servicio Relacionado con los animales, llame al:
    (608) 255-2345
  • Dane County Humane Society
    (Organización para la protección de animales):
    (608) 838-0413
  • Emergency Clinic for Animals (Clínica de Emergencia para animales):
    (608) 274-7772
    (servicio disponible sólo en inglés)